Niveles de participación ciudadana

De CNB
Saltar a: navegación, buscar
Busca en cnbGuatemala con Google


Propósito del período:

Las y los estudiantes desarrollan una actividad en donde aplican los niveles de participación.

Materiales.

Hoja de información básica elaborada por el docente con las ideas clave acerca de los niveles de participación:

  • Simpatizante
  • Colaborador
  • Responsable
  • Involucrado
  • Comprometido
Momento Actividad
Entrada 1. Pida a las y los estudiantes que contesten la siguiente pregunta en sus cuadernos. Recuérdeles que no hay una respuesta correcta.
  • ¿Cómo puedo cambiar las cosas si participo?

2. Invítelos a compartir sus ideas en plenaria.  Pida que concreten sus ideas con ejemplos como el siguiente: se pueden cambiar las cosas en mi centro educativo, o dentro de mi familia o en mi colonia o comunidad.

Desarrollo 

 

3. Proporcione una breve introducción a los niveles de participación. Explique que van a practicar cómo elegir los puntos más importantes de una charla, para ello, escribirán con sus propias palabras las ideas que escuchen. Es importante que desarrollen esta capacidad porque les ayudará con la comprensión de lo escuchado y la expresión escrita.

4. Dé una pequeña charla, haga unas pausas para que compartan lo que escribieron y para dar una retroalimentación. A continuación, se presentan algunas ideas clave para la charla acerca de los niveles de participación:

  • Simpatizante: Aquí es cuando me acerco por primera vez a alguna actividad o acción. El tema me interesa, me gusta, me atrae, pero aún no tengo la información ni me siento con la confianza como para asistir a las reuniones para planificar la misma. En este momento, observo hasta que me invitan a colaborar o decido colaborar.
  • Colaborador: Ahora tengo más disposición para colaborar, pero todavía no me animo a asumir ninguna responsabilidad. Puedo prestar un espacio de mi casa para alguna actividad, pero sigo observando y preguntando de qué se trata un equipo de personas o que hacen más allá de una actividad, hasta que me siento en confianza para tomar alguna responsabilidad.
  • Responsable: Después de un tiempo, tengo la disposición para asistir a algunas de las reuniones para planificar acciones y, como quiero enterarme bien, siempre llego temprano. Para sentirme en confianza, invito a más gente para que me acompañen y se interesen también. Aquí ya me animo a platicar y compartir mi punto de vista. Como ya conozco un poco más y me siento con más seguridad, soy capaz de mover a las personas colaboradoras y conozco a muchas simpatizantes. Quienes integran algún equipo o son líderes, al verme participar, me empiezan a confiar asuntos importantes como la logística en algunas actividades o acciones.
  • Involucrado: En este punto ya formo parte vital de un equipo, llevo nuevos temas a la mesa, encabezo acciones de cambio, pongo mi casa para las reuniones, lavo los trastos que prestaron para café, llego antes y, si hace falta algo, lo resuelvo; incluso dejo de comer para que alcance para el resto. Sin lugar a dudas, tengo total disposición para apoyar en todas las actividades de logística que sean necesarias, pero todavía no me atrevo a liderar acciones. Pensar en un cargo me asusta un poco, prefiero observar un poco más hasta sentir mayor seguridad. Sigo invitando gente.
  • Comprometido: Aquí mi convencimiento es total. Reconozco que mi participación es importante para realizar un cambio que vemos como equipo y creo en el aporte que podemos realizar. Por eso, encabezo las acciones, acompaño a quienes propusieron, negocio y gestiono recursos, asumo responsabilidades comunitariamente para que la realidad cambie buscando el bien común, lucho para construir un futuro mejor. Me siento con seguridad y confianza para el cargo que me quieran delegar y lo desarrollo con total compromiso.

5. Indique a las y los estudiantes que deben tomar apuntes en sus cuadernos acerca de las ideas básicas de los niveles de participación. Para ayudarlos a recordar las ideas pídales que en equipo piensen en una actividad que deseen realizar en la que definan en qué nivel de participación se quieren posicionar.  

Cierre 6. Solicíteles que planifiquen en conjunto la actividad a realizar y presenten en su plan, en qué nivel de participación se posicionarán y por qué. Lo más importante aquí es resaltar que la participación y planificación de una acción reflejada en una actividad debe pensarse para cambiar la realidad en la que viven. 

En el continuo de coaching es el rol de facilitar el trabajo en grupo.

Crecimiento o aumento en el orden físico, intelectual o moral.

Término utilizado, a menudo, como un saber hacer. Se suele aceptar que, por orden creciente, en primer lugar estaría la habilidad, en segundo lugar la capacidad, y la competencia se situaría a un nivel superior e integrador. Capacidad es, en principio, la aptitud para hacer algo. Todo un conjunto de verbos en infinitivo expresan capacidades (analizar, comparar, clasificar, etc.), que se manifiestan a través de determinados contenidos (analizar algo, comparar cosas, clasificar objetos, etc.). Por eso son, en gran medida, transversales, susceptibles de ser empleadas con distintos contenidos. Una competencia moviliza diferentes capacidades y diferentes contenidos en una situación. La competencia es una capacidad compleja, distinta de un saber rutinario o de mera aplicación.

Un grupo de personas que trabajan hacia una meta común para el cual todos son mutuamente responsables.

Término introducido por Le Boterf, entendido como los conocimientos, procedimientos y actitudes que es preciso emplear para resolver una situación. Unos son recursos internos, que posee la persona, tales como conocimientos, procedimientos y actitudes; otros son externos, como todo aquello (ordenador, diccionario, compañero, etc.) a lo que se puede acudir para resolver exitosamente una situación.