5.4 Educación financiera: Ahorro para estar bien II

De CNB
Saltar a: navegación, buscar
No. y nombre de la sesión 5.4 Educación financiera: Ahorro para estar bien II
Al finalizar la sesión... Las participantes toman conciencia sobre el beneficio del hábito del ahorro, ya que en un futuro las puede ayudar a alcanzar sus metasIndicadores de éxito de un plan escrito en forma específica..

Las participantes comprenden que el hábito del ahorro es importante para crear un patrimonio.

Las participantes conocen que existen diferentes opciones para ahorrar y proteger el dinero: cooperativas y bancos.

Conceptos clave Economizar: Gastar menos dinero a través de un consumo inteligente.

Ahorro: Parte de los ingresos que se guarda para utilizarla más tarde, ya sea para enfrentar una emergencia o cumplir una meta personal.

Cuenta de ahorro: Contrato entre una institución financiera y un ahorrador en el que la institución financiera guarda nuestro dinero y nos da intereses.

Banco: Institución financiera que recibe nuestros ahorros y presta dinero. Patrimonio: Conjunto de bienes (casa, animales, terrenos) que pertenecen a una persona o familia.

Cooperativa: Institución financiera que recibe nuestros ahorros y presta dinero. Institución financiera: Empresa autorizada por el Gobierno para recibir nuestros ahorros: bancos, cooperativas.

Tiempo requerido 2 horas
Materiales Papelógrafo

Marcadores

Hojas en blanco

Lápices

20 cartas: 10 con pistas y 10 con respuestas (ahorcado financiero)

Día 2

Teorizar y definir (sigue)[editar | editar código]

Empiece por contarles una historia de Susana.

Susana es una niña de 10 años y vive en la comunidad de Tierra Linda. Aunque solo tiene 10 años ya tiene un sueño grande- ser independiente, que su familia tenga todo lo que necesita. Cada semana su mamá le da algunos hilos que le sobran y Susana los ha guardado hasta hacer fajas que ha vendido. El dinero que ha ganado con las ventas, Susana lo ha guardado en una alcancía. “Cuando la alcancía esté llena, voy a abrir una cuenta de ahorro”, pensó Susana cuando metió dos Quetzales la semana pasada. Hace unos días, su hermanito tenía fiebre y sus papás necesitaban ajustar el dinero para comprar la medicina para que se mejore. Susana muy orgullosa y cooperadora ofreció el dinero de la alcancía para cubrir la necesidad. “Gracias Susana, qué bueno que has ahorrado pues ahora nos estás ayudando para salir de esta pena”.

Pregunte a las participantes:

¿Cuál es el sueño de Susana?

¿Está haciendo algo Susana para lograr su sueño?

¿Pueden pensar en otras cosas que la gente puede guardar o ahorrar?

¿Cómo le sirve los hilos que su mamá le guarda?

¿Puede ser eso un ejemplo de ahorro?

Aplicación a la vida[editar | editar código]

Anime a las niñas a que piensen en una meta o sueño que quieren lograr. Luego ellas deben pensar en las cosas que podrían guardar o ahorrar para llegar a su meta o sueño. Invite a que algunas comenten sobre las decisiones que tendrían que tomar para ahorrar. Pida que cuenten sobre dónde conocen ellas que se puede ahorrar y para qué se usan los ahorros. Pregunte:

¿Qué es ahorrar?

¿Para qué se puede usar el dinero ahorrado?

¿En qué lugares podemos ahorrar en nuestra comunidad?

Previamente invite a la sesión a alguna persona representante de un banco o cooperativa cercana la comunidad que explique a las niñas las ventajas y las implicaciones de tener una cuenta de ahorros.